Práctica de la Divina Gracia con Maria

En las manifestaciones de los Maestros Ascendidos las señales llegaron para Shanya cuando la Madre aparecia constantemente en su camino así que se puso a meditar con ella. La madre le explicó que era momento de realizar conexión interior y llevar esta practica de purificación y gracias a los demás. Esta práctica equilibra la energía femenina con la masculina de cada mujer y hombre trayendo como resultado, paz, equilibrio, salud, discernimiento, liberación de ideas radicales y absurdas.

Activación de la matriz, prostata y chakras de las manos para el flujo de energía neutral y libre y para sanación y autosanación.

Practica en Video

 

Practica escrita:


a) Prende tu vela y Abre espacio sagrado.
Antes de iniciar cualquier meditación quiero que llames a la Virgen María y a mi (como Shanya), así como a tus ángeles para ayudarte a trabajar tu sanación. De preferencia para todas las prácticas ten una vela blanca y préndela.

b) Tu Postura: Siéntate en una postura cómoda ya sea en una silla o encima de un cojín donde tu cadera quede arriba de tus rodillas y tu espalda derecha. Apaga todos los ruidos de radio, tv o teléfonos que puedan distraerte. Cierra tus ojos; si no te gusta cerrar los ojos déjalos semiabiertos con la mirada relajada y céntrate en tu respiración. Pon atención a como entra y sale el aire. Pon tus manos en tus muslos con las palmas hacia arriba para que tu pecho se abra, o busca donde ponerlas que te permita sentirte cómodo. Haz esto unos minutos.

c) Práctica:
Mudra:
manos en forma de cúpula donde todos los dedos se encuentran uno con el otro. El dedo meñique derecho va atrás del meñique izquierdo. Y el dedo índice derecho va debajo del índice izquierdo. Al comenzar la prácticas estarás haciendo este mudra 10 minutos, después cambiaras el orden de los dedos índices y meñiques otros 10 minutos y al final regresaran al inicio quedándote ahí un minuto.

Ahora: Ve como en tu matriz o próstata se sana cuando se prende una perla dorada que activa la Gloria de toda mujer y hombre. Esta perla emanan una luz verde con tonos dorados quedándose ahí un minuto. Después sale de ahí una luz que se va hacia arriba por tu espalda contactando tu corazón. Se queda unos minutos sanando tu corazón para después seguir alimentando ese canal que llega ahora al entrecejo. Ahora visualiza que se va hasta el entrecejo y lo llena de luz. Esa luz se expande y unifica con la coronilla creando un solo canal de tu matriz hasta la coronilla sacando por ahí rayos de colores verdes y dorados en todo tu cuerpo y fuera de él como una fuente que cae sobre tu aura. Tus manos se encienden igualmente y todo tu cuerpo es ahora verde intenso y amable. Finalmente lleva tus manos hacia la parte que quieres sanar y quédate ahí mandando la energía de tu corazón hacia tus brazos saliendo por tus manos hacia esa parte. Medita solamente un rato sintiendo como se llena todo tu cuerpo de ésta energía.

d) Duración: Esta práctica debes realizarla mínimo tres meses. Práctica sanándote y sanando a otros.

Dale siempre las gracias por estar en tu vida, Ella estará muy contenta. Termina dando gracias y bendiciendo quien eres. Apaga tu vela.

 

Comenta o deja una idea aquí.